Inicio / Artículos / Doris Salcedo trae a Madrid el llanto de las víctimas del Mediterráneo

Doris Salcedo trae a Madrid el llanto de las víctimas del Mediterráneo

Del suelo del Palacio de Cristal del Retiro brotan desde hoy las “lágrimas” de las madres que lloran las muertes de sus hijos en las aguas del Mediterráneo. Gotas de agua que van formando los nombres de estas personas a las que la artista colombiana Doris Salcedo recuerda en su instalación “Palimpsesto”.
Cuarenta gotas por letra forman desde los nombres de Mohamad Hussein o Mahmed Jebbenia, algunas de las personas que se ahogaron en el Mediterráneo y que Salcedo  (Bogotá, 1958) vuelve a traer a la vida en esta obra de arte propuesta por el Museo Reina Sofía, y que se podrá visitar desde hoy hasta el 1 de abril en este palacio del Retiro.

“Es una obra que intenta llevar a cabo la tarea inmemorial del arte, que es nombrar. Y en este caso es darle nombre a la vida de los inmigrantes que han perdido la vida en el Mediterráneo”, ha contado la colombiana sobre este trabajo que surgió en su mente tras entrevistarse con madres que habían perdido a sus hijos.
Por eso, según ha reconocido, lo que hace con “Palimpsesto” es “ser fiel a este testimonio” marcado por el llanto.
Una instalación “frágil y delicada”, según la ha calificado el director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, con cierto carácter efímero, ya que según salga el agua del suelo (la obra ha requerido de un complejo sistema hidráulico) aparecerá un nombre u otro.
“Es un proyecto aparentemente sencillo -ha añadido Borja-Villel- pero tiene algo de monumental. Normalmente los monumentos son verticales y sirven para representar victorias, en cambio este es horizontal y hace un recorrido sobre los que no tienen nombre, territorio, sobre los que han desaparecido”.
Por eso, según el director del museo, Salcedo ha logrado hablar del “duelo” y “trabajar y reflejar” el dolor de los demás “sin utilizar el dolor de las víctimas”.
En esta especie de lápidas en las que se ha convertido el suelo del Palacio de Cristal, según ha relatado Salcedo, ha trabajado un equipo de 30 personas de distintas disciplinas sobre las que ella “no sabe nada”, como ingeniería hidráulica o arquitectura.
“Existe una complejidad técnica en la obra que se da desde un punto de vista paradójico, porque la mitad de ella es algo artesanal para lograr la sutileza que hace ver estos nombres con el brillo y el sentido que tienen”, ha agregado.
Y es que el agua que les resucita, en este sentido, no es la “causante de nada”, sino que señala “la forma trágica” en la que estos hombres, mujeres y niños ha desaparecido.
“Estos muertos perdidos -ha puntualizado Salcedo- nos pesan a todos. Si elegimos desconocerlos estas presencias fantasmagóricas continúan entre nosotros. Yo como artista no puedo plantear soluciones, solo preguntas. Las cosas que nos unen son las que nos separan”.
La visita a esta instalación requiere para el visitante la utilización de patucos (los pone a disposición el museo) ya que, al tratarse de una obra “delicada”, según ha reiterado la artista, el “tránsito” por ella es también “una señal de respeto” a estas personas desaparecidas en las aguas del Mediterráneo.
Interesada en el “dolor en el planeta”, la ganadora del Premio Velázquez de las Artes Plásticas (2010) ha reconocido que su obra no tiene “un carácter nacional” ya que lo que le interesa es “lo humano”. Por eso considera que sus obras de arte tienen que “extraer las ausencias” y traerlas a “nuestro presente, a nuestra vida”.
Con “Palimpsesto” – según la RAE “manuscrito en el que se ha borrado, mediante raspado u otro procedimiento, el texto primitivo para volver a escribir un nuevo texto”- Salcedo ha realizado una “de sus mejores obras”, en palabras de Borja-Villel. “Ha replanteado la idea del monumento”, ha concluido. EFE   DECLARACIONES DEL DIRECTOR DEL MUSEO REINA SOFÍA, MANUEL BORJA-VILLEL.

Acerca de admin

admin

También puedes ver

Uno de cada tres españoles tiene problemas para dormir y descansar bien

Dormir bien es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Además, durante el sueño …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *