Inicio / Artículos / Personas con discapacidad intelectual reivindican en un manifiesto su derecho a la participación social

Personas con discapacidad intelectual reivindican en un manifiesto su derecho a la participación social

  • El derecho al ocio, las relaciones con la pareja y los amigos y el acceso a redes sociales, entre las preocupaciones de este colectivo
  • El manifiesto es fruto del trabajo de los grupos de autogestores de Plena Inclusión Madrid
  • Una de cada cuatro persona afirma carecer de amigos

El movimiento de autogestores (personas con discapacidad intelectual que trabajan en procesos de desarrollo de su autonomía personal) de la Federación de organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, Plena Inclusión Madrid, ha reivindicado en un manifiesto su derecho a poder establecer relaciones sociales significativas.

plena-inclusion-madrid
Este manifiesto, es fruto del trabajo realizado en los Encuentros de Autogestores que han tenido lugar en el mes de junio bajo el lema: “Relaciones Sociales: pasamos a la acción” y en los que además se ha realizado una encuesta sobre cuál es la situación actual del colectivo.

El derecho a disfrutar del ocio libremente elegido y hacerlo con los amigos, la necesidad de que se respeten las relaciones de pareja o el acceso a las redes sociales son las principales preocupaciones de este colectivo.

Los autogestores consideran en su manifiesto que para alcanzar la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo es necesario que tengan oportunidades para aumentar sus posibilidades de hacer amistades reales y efectivas.

En este sentido, según la encuesta realizada en los encuentros celebrados y en los que participaron 140 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, una de cada cuatro personas afirmó no tener amigos.

Según explican ellos mismos, las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo no tienen muchas posibilidades de elegir a sus amigos ya que únicamente se relacionan con personas de los centros a los que acuden o con otros participantes en los grupos de ocio.

Esto hace, por un lado, que muchos tengan la percepción de que se encuentran solos, y por otro que se genere confusión entre el concepto de “amigo” y el de “conocido”.

Para abordar esta situación, los autogestores reivindican su derecho a participar en actividades de la comunidad en las que haya personas con y sin discapacidad con el fin de poder aumentar sus posibilidades de entablar relación de amistad con otras personas.

Respecto al disfrute del tiempo libre, algunas personas aseguran que se sienten rechazadas en determinados espacios de ocio. Sobre los grupos o clubes de ocio que funcionan en las entidades, aunque consideran que esta opción ha mejorado, la consideran insuficiente.

Esta cuestión enlaza con la anterior sobre las amistades ya que, a su juicio, resulta muy complicado disfrutar del ocio con los amigos y achacan esta cuestión a un exceso de sobreprotección.

De esta manera, algo más de la mitad de los encuestados afirmó que sólo participa en actividades de ocio a través de los propios servicios de su entidad; el 8 por ciento aseguró que no sale de casa y el 18 por ciento sólo lo hace con su familia.

En este sentido, los autogestores demandan a las Administraciones una mayor accesibilidad a las actividades normalizadas en las que quieren dejar de sentirse excluidos mientras que a sus propias familias les piden colaboración para que puedan auto gestionarse el ocio y que éste sea realmente el quieren realizar. En cuanto a sus entidades, solicitan grupos de ocio más reducidos en los que puedan determinar ellos sus actividades y que puedan crearse dichos grupos conforme a las relaciones de amistad y abiertos también a personas sin discapacidad.

Las relaciones de pareja es una cuestión que también genera preocupación entre el colectivo ya que consideran que a pesar de que se ha avanzado un poco y que hay parejas que pueden mantener una relación plena, la mayoría sigue teniendo muchas dificultades para hacerlo. La sobreprotección vuelve a aparecer como causa de esta situación.

La falta de espacios para la intimidad o las dificultades para comunicarse con su pareja cuando acude a otro centro o reside en otra localidad son también cuestiones importantes para este colectivo ya que, según indican esto suele provocar rupturas y desilusiones.

En este sentido, en la encuesta realizada, el 75 por ciento aseguran tener una pareja. No obstante, un tercio aseguró que sólo ve a su pareja en el centro; mientras que otro tanto afirmó que, aunque se ven fuera de su entidad, nunca lo se encuentran a solas.  El otro tercio consideró tener una relación “normalizada”.

Por ello, los autogestores solicitan que respeten sus relaciones de pareja y demandan espacios para la intimidad, así como fomentar el acceso a la vida independiente. La homosexualidad también se aborda en este manifiesto ya que en su opinión hay mucho rechazo cuando se trata de una persona con discapacidad homosexual.

Sobre el uso de redes sociales, los autogestores demandan una mayor accesibilidad cognitiva, así como formación y apoyo para aprender a manejar las mismas de manera adecuada y sin riesgos.

Acerca de genesis

También puedes ver

10ª Muestra de Cine Coreano en España 19 octubre al 1 de noviembre

La Muestra de Cine Coreano en España celebra su décima edición y lo hace proyectando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *