Inicio / Artículos / Exposición Reintepretada IV. Archivo 113. Alicia Martín en el Museo Lázaro Galdiano

Exposición Reintepretada IV. Archivo 113. Alicia Martín en el Museo Lázaro Galdiano

El Museo Lázaro Galdiano presenta desde el 9 de febrero y hasta el 6 de mayo una nueva edición del proyecto Reinterpretada, una propuesta ideada por Rafael Doctor Roncero en 2014 para el Museo Lázaro Galdiano que propone un acercamiento a las obras de la Colección del museo por parte de artistas contemporáneos españoles de extensa trayectoria y proyección internacional. “Así, no solo la pintura se reinventa a través de la acción del pintor contemporáneo, sino que además el propio museo se expande, sabedor de que la mejor forma de avanzar en el espacio contemporáneo es asumir los riesgos y experimentos que el mundo le ofrece”, explica el comisario del proyecto.

Enrique Marty fue el primero de los artistas que participaron en este proyecto. Él investigó la figura de José Lázaro Galdiano, fijando su atención de manera especial en su obsesión por Goya. Posteriormente, Santiago Ydáñez se detuvo en unos protagonistas secundarios muy especiales de las obras del Museo, las naturalezas y los animales. En la siguiente edición celebrada en 2017, Jorge Galindo se aproximó a la Colección a través del sentimiento compartido de ser coleccionista y de la faceta de investigación histórica que desde el Museo ha proyectado la Revista de Arte Goya, publicada de manera ininterrumpida desde 1954. Y este año se suma al proyecto Alicia Martín (Madrid, 1964) con su original lenguaje plástico en el que los libros ocupan un lugar protagonista y a los que se refiere como objetos que almacena y registra tiempo y espacios, de carácter universal, de esencia antropológica y testigo del pensamiento humano.

 

Reinterpretada IV. Archivo 113 de Alicia Martín “es una exposición muy personal e íntima, es una colección de inquietudes” en palabras de la comisaria de la muestra Carmen Espinosa, conservadora jefe del Museo Lázaro Galdiano.

 

“El proceso creativo de la artista siempre parte de una preocupación conceptual, de una intuición. Es decir, del deseo de suscitar en el espectador un inicial impacto visual, perceptivo, del cual, sin embargo, siempre descienden inevitables reflexiones y preguntas sobre nuestro entorno social y cultural y sobre nuestra relación con el pasado, el presente y el futuro”, según señalaba hace algunos años Alicia Martín en una entrevista.

 

Archivo 113 es el título elegido por la artista madrileña para esta exposición que cuenta con la colaboración de la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y recorre todas las plantas del museo. Este título hace referencia al Expediente asignado por la Comisaría General del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional (SDPAN), abierto en 1939, a los bienes que formaban la Colección artística de José Lázaro Galdiano (Beire, Navarra, 1862 – Madrid, 1947). Al inicio de la Guerra Civil española, la Colección Lázaro, como otras muchas, fue expropiada por la Junta de Incautación y Protección del Patrimonio Artístico y depositada para su conservación, en nombre del Estado, en diversas instituciones como el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de Arte Moderno, el frontón Jai-Alai o la Biblioteca Nacional, donde se recogió y guardó la importante colección de manuscritos, impresos y libros reunidos por Lázaro.

Este Expediente, custodiado actualmente en el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), contiene la mayoría de las actas de devolución de las obras que en esos momentos formaban la Colección Lázaro y constituye el contexto elegido por Alicia Martín para esta edición de Reinterpretada. La documentación conservada en el Expediente 113 “se aproxima a la historia más cercana a la creación del Museo Lázaro Galdiano, es como el inventario previo que permite que esta institución exista como tal”, afirma la comisaria. Las piezas seleccionadas en esta ocasión, al igual que el resto de la Colección, han sido testigo de muchos acontecimientos, fueron elegidas en un momento determinado por un coleccionista y, con el transcurso del tiempo, han pasado a ser patrimonio de todos, convirtiéndose cada una de ellas en una obra de museo sometida a las normas museológicas y museográficas.

 

La documentación de este Expediente es para la artista madrileña una pieza más de la Colección Lázaro y representa la recuperación de una memoria particular que pasa a ser memoria colectiva. Esta relación de objetos de diversas materias artísticas, esta acumulación de información, de datos, de referencias fotográficas, la pone en paralelo con la Colección de colecciones que constituye el museo. Según Alicia, “reinterpretar esta Colección es un ejercicio individual, semejante al de subrayar; hay que elegir y optar por unas cuantas piezas con las que te identificas, que en mi caso han sido algunos objetos suntuarios, la pintura de los Disciplinantes o la enigmática tabla del Salvador adolescente, atribuida a Giovanni Antonio Boltraffio, que es la imagen de esta exposición”.

 

Los libros y Alicia Martín –este binomio no podía faltar en Archivo 113– se necesitan, se equilibran. Los libros, vehículos de cultura, cobran una nueva vida en sus esculturas, son una prolongación de la propia artista y abandonan sus contenidos para convertirse en objetos plásticos que inundan los espacios del museo y el jardín. “Una invasión espacial y visual que incita a la reflexión y perdurará en la memoria”, sugiere la comisaria de la muestra. Además, es también un homenaje al apasionado bibliófilo y editor que fue José Lázaro. Algunos de sus libros emblemáticos y fascinantes como el Sueño de Polífilo (1499), obra del gran impresor renacentista Aldo Manuzio, o la traducción latina del tratado astronómico- matemático de Claudio Ptolomeo, publicado en Basilea en 1541, se exponen junto a las obras de Alicia Martín.

 

La muestra abarca todo el museo. En el jardín se emplaza la obra Jardines, enciclopedias que emergen de la tierra reciben al visitante en el Parque Florido.

 

En la planta baja se presenta Alicia Martín con la obra IT16.III –cuyo título hace referencia al barómetro de probabilidad de error en la fabricación de piezas industriales–, una escultura en equilibro sobre un soporte de libros que dialoga con la traducción latina del tratado astronómico-matemático de Claudio Ptolomeo conservado en la Biblioteca Lázaro Galdiano. Asimismo, en esta planta se sitúa la obra Archivo 113, que da título a la muestra, en la que se expone parte del material de trabajo utilizado por Alicia Martín –fotografías, listados, fotocopias–, que también le ha servido para conocer la Colección Lázaro, afirma la comisaria de la muestra. Y, finalmente, en esta se muestra uno Retrato de artista y varios dibujos titulados 1097 cm3 y 339,6 cm3; se trata de obras que sacan a la luz el volumen interior de varias piezas del Museo.

 

En la planta primera se mostrará la serie Monólogos, una sucesión de fotografías donde unas manos desgarran un libro –una metáfora de la adicción actual por las imágenes en detrimento de la cultura escrita, según la comisaria– y Retratos de artistas, collages  realizados a partir de catálogos de colecciones de arte contemporáneo plegados a golpes sobre sí mismos, atornillados, formando un volumen único y compacto que retratan la identidad –otro de los ejes de Archivo 113– no individual, sino colectiva y que constituyen un retrato de retratos que compartirán espacio con la estupenda galería de los reunidos por José Lázaro. Además, se expone uno de los libros emblemáticos de la Biblioteca Lázaro Galdiano, el Sueño de Polífilo (1499) junto a una edición del facsímil que la artista ha intervenido. Archivo 1819-1872, es un volumen que contiene el índice de libros prohibidos por la Inquisición española y se oculta tras el cuadro de Los disciplinantes, que representa a unas personas juzgadas y castigadas por la Inquisición. Se completa la exposición en esta planta con la obra Aliteración, en la sala Pórtico, y con una gran esfera situada en el corazón del museo, el antiguo Salón de Baile del palacio (sala 12), instalaciones en cuya creación se han empleado libros donados por los ciudadanos y diversas instituciones públicas y privadas, entre ellas más de una treintena de Bibliotecas madrileñas.

 

En la sala 16, ya en la segunda planta, donde se encuentra la colección de bronces del museo, una vitrina se ha quedado vacía para esta muestra; su título, 2306556 cm3, alude al volumen de su interior; las piezas en ella expuestas han quedado repartidas por diferentes vitrinas del museo. Tres obras de la artista bajo la misma denominación, Meteorito, se despliegan en varias salas de esta planta. En la sala 15 se encuentra la obra que sirve de imagen a la exposición, Icono, inspirada en la maravillosa tabla del Salvador adolescente, atribuida a Giovanni Antonio Boltraffio, una escultura con la boca de la figura representada, una alusión a la comunicación.

 

“La búsqueda de equilibrio también refleja una de las preocupaciones que esta creadora presenta en la exposición”, añade la comisaria de la muestra. Así ha creado ex profeso una instalación, Silla de biblioteca, situada en la Galería de la segunda planta. Esta pieza de mobiliario formó parte del comedor de gala de Parque Florido que acogió en las primeras décadas del siglo XX fiestas y banquetes a los que acudían miembros de la alta sociedad madrileña. Posteriormente, la sillería de este comedor se utilizó en la sala de lectura de la Biblioteca Lázaro Galdiano, hasta 1997, para acomodo de los lectores que venían a consultar sus fondos bibliográficos y documentales.

 

Finalmente, en la tercera planta, en la sala de armas, se expone Apéndices.

 

La exposición Archivo 113 que podrá verse en el Museo Lázaro Galdiano desde el 9 de febrero es una oportunidad única para que el espectador se acerque al particular lenguaje de una de nuestras artistas españolas más internacionales y “un cruce de caminos entre el coleccionista y la artista que reinterpreta su Colección”, concluye Carmen Espinosa.

 

LISTADO DE OBRAS

 

Jardín Parque Florido
1 Alicia Martín,

Jardines, escultura

Planta Baja
Sala 1
2 Alicia Martín

IT16. III, escultura

3 Claudio Ptolomeo. Omnia quae extant opera: Geographia excepta; Almagesti seu Magnae compositionis Mathematicae; De judiciis astrologicis; Centum sententiae; Inerrantium stallarum significationes. Basilea, Henricum Petrum, 1541 [Biblioteca Lázaro Galdiano]
Sala 2
4 Alicia Martín

1097 cm3, dibujo

5 Alicia Martín

Retrato de artista, collage

Sala 4
6 Alicia Martín

Apéndice, escultura con resina y pan de oro

Sala 5
7 Alicia Martín

339,6 cm3, dibujo

8 Alicia Martín

Archivo 113, instalación

Planta Primera
Sala 9 Sala Pórtico
9 Alicia Martín

Monólogo, fotografía

10 Alicia Martín

Aliteración, instalación

Sala 10 Sala 12
11 Alicia Martín

696 cm3, escultura

12 Alicia Martín

Anónimos, escultura

Sala 13 Sala 14
13 Alicia Martín

Archivo 1819-1872, instalación

14 Francesco Colonna. Hypnerotomachia Poliphili. Venecia, Aldi Manutti, 1499 [Biblioteca Lázaro Galdiano]
Sala 14
15 Alicia Martín

Sueño de Polífilo, intervención sobre facsímil

16 Alicia Martín

Retratos de artista, collage

Planta Segunda
Sala 15
17 Alicia Martín

Icono, escultura

18 Alicia Martín

Meteorito, escultura

Sala 16 Gabinete Miniaturas
19 Alicia Martín

2306556 cm3, instalación

20 Alicia Martín

Meteorito, escultura

Sala 18 Galería
21 Alicia Martín

Meteorito, escultura

22 Alicia Martín

Silla de biblioteca, instalación

Sala 19
23 Alicia Martín

IT16. IV, escultura

Planta Tercera
Sala 20
24 Alicia Martín

Apéndices, escultura

BIOGRAFÍA DE ALICIA MARTÍN

 

Alicia Martín (Madrid, 1964) es una artista que desarrolla su obra en diferentes disciplinas: escultura, fotografía, vídeo, instalación y dibujo, siendo la escultura y las intervenciones en lugares específicos los campos en los que ha trabajado con más continuidad y obtenido un mayor reconocimiento nacional e internacional.

 

El comisario Jorge Díez explica que “a principios de los años noventa del siglo XX comenzó a trabajar con libros, el elemento que se ha convertido en una de las señas de identidad de su obra, la materia básica a partir de la cual ha realizado muy distintos proyectos centrados en el carácter universal del libro como vehículo transmisor de conocimiento con una gran carga antropológica, a la vez que objeto cotidiano de consumo, que conlleva una poderosa carga simbólica y ofrece múltiples interpretaciones”.

 

La artista eligió el libro “(…) de una manera intuitiva, en los trayectos siempre llevaba y llevo un libro y de tenerlo en la mano, manejarlo, olerlo, reflexionar sobre la lectura. Las primeras esculturas fueron libros en los que se sustituye el texto por otro material, cristal, fieltro, alfileres, cera, latón, plomo,… Hacían referencia a la lectura como estímulo de los sentidos (…). El libro como objeto de consumo vivo, con movimiento, como el hombre que evoluciona, cambia con el paso de los años y la influencia del entorno” (entrevista con Nicola Mariani, 2013).

 

En la actualidad el comisario Sergio Rubira ha organizado una exposición individual de esta artista, Palíndromo, en el Da2 Domus Artium de Salamanca que estará abierta al público hasta el 25 de febrero.

 

Entre sus próximos proyectos figura uno con la Fundación Juan March, otro en Bilbao y una intervención en un edificio que albergará la colección permanente de un coleccionista belga, entre otros.

 

Su obra está presente en las colecciones del Museo Reina Sofía de Madrid, MUSAC de León, Biblioteca de Alejandría en Egipto, Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela (CGAC), Patio Herreriano de Valladolid o Museo Voorlinden Wassenaar de los Países Bajos. Destacan las intervenciones realizadas en OpenArt, 2015 Örebro;  Biografias,  UMONS  Installation  Urbaines/  Capitalidad  Europea  de  la  Cultura 2015; MARCA, Catanzaro, 2013; Parásitos, Museum Meermanno de la Haya, 2012; Singularidad, Ciudad de la Cultura de Galicia, Santiago de Compostela, 2011; Biografías III, Molino de San Antonio, Córdoba, 2009; Biografías II, Schaurausch OK Centrum Kulturhauptstadt Europas, Linz, 2007; Meteoro, Cart[ajena], Museo Naval, Cartagena de Indias, 2007.

 

COMISARIOS

Rafael Doctor Roncero (Comisario del proyecto)

 

Rafael Doctor Roncero (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1966) es historiador del arte, escritor y gestor cultural. En 1998 fundó la revista “Apartado 14.1479”. Estuvo a cargo de la programación de la sala de exposiciones Canal de Isabel II de Madrid (1992-2000) donde puso en marcha las Jornadas de Estudio de la Imagen de la Comunidad de Madrid. Fue responsable del Espacio Uno del MNCARS (1997-2000). En 2001 en el marco de la Bienal de Venecia comisarió la exposición “Ofelia y Ulises”, en torno al arte español contemporáneo y comenzó ese mismo año a encargarse de la programación artística y didáctica de la Casa de América de Madrid. Dirigió el MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) desde el comienzo de su andadura, 2002, hasta 2009. Posteriormente fue comisario de la Noche en Blanco de Madrid en 2009. Ha sido director de la Fundación Santander 2016 (2010). Desde 2011 dirige Los Encontros de Artistas Novos en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela. En el Museo Lázaro Galdiano fue comisario de la muestra “Taxonomía del Caos” integrada en la sección oficial de PHotoEspaña en el año 2013 y desde el año 2014 comisaría el programa Reinterpretada, que propone un acercamiento de artistas contemporáneos españoles con proyección internacional a la Colección Lázaro Galdiano. En su primera edición de 2014 fue Enrique Marty quien repensó esta Colección, ahora en 2016 el testigo lo recoge Santiago Ydáñez.

Durante toda su trayectoria ha impartido cientos de conferencias y cursos en España, Europa y América y ha sido jurado de numerosos premios nacionales de arte.

Es autor de libros como “Una historia (otra) de la fotografía” (2000) e “Historias de la fotografía” (Taller de Arte, 2002); y además, de la novelas “Masticar los tallos de la flores regaladas” (2006) y “La tormenta de amor” (2013). En 2013 publicó “Arte Español Contemporáneo. 1992-2013”, editado por La Fábrica.

Ha trabajado como comisario independiente, como docente y desde 2014 dirige su propia editorial, “Los Doscientos”, centrada en libros de artista y libros de historia de la fotografía. Además es creador de Capital Animal, una plataforma que quiere unir arte, cultura y pensamiento para hablar de los derechos animales. Recientemente ha sido nombrado director del Centro Andaluz de Fotografía.

Carmen Espinosa (Comisaria de la exposición)

Carmen Espinosa Martín, licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense, es Conservadora-jefe del Museo Lázaro Galdiano. Su línea de investigación está centrada desde 1986 en la pintura de miniatura, género del que ha realizado varias publicaciones como el catálogo razonado de las Miniaturas de la Colección Lázaro (1999) y del Museo del Prado (2011), y numerosos artículos sobre las colecciones conservadas en otras instituciones españolas. Además, ha estudiado otras facetas artísticas como cerámica, porcelana, pintura, dibujos o abanicos, centrando su atención especialmente en los siglos XVIII y XIX.

 

Ha sido comisaria de varias exposiciones entre las que destacamos “Eugenio Lucas Velázquez – Eugenio Lucas Villamil. Colección Lázaro” (2012), “Caricaturas. Ilustradores de los siglos XIX y XX en la Colección Lázaro” (2013), “Abanicos del siglo XVIII en la Colección Lázaro” (2014) o “Colección Lázaro de Nueva York” (2015). Además es coordinadora del proyecto Reinterpretada desde sus inicios.

 

ACTIVIDADES PARALELAS

 

Visitas guiadas

A lo largo de los meses en los que estará abierta al público la exposición, el departamento de educación del museo organiza varias visitas guiadas que ahondan en el universo plástico de Alicia Martín.

 

Para más información sobre fechas educacion@museolazarogaldiano.es Necesaria inscripción previa en educacion@museolazarogaldiano.es Visita incluida con la entrada al museo (entrada general 6€)

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Reinterpretada IV. Archivo 113. Alicia Martín Comisario del proyecto:         Rafael Doctor Roncero Comisaria de la exposición:                        Carmen Espinosa Organiza:       Museo Lázaro Galdiano

Colabora:         Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Fechas:           9 de febrero al 6 de mayo de 2018 Lugar:                        Museo Lázaro Galdiano. (Varias salas)

Visita incluida con la entrada al Museo (entrada general 6€) C/ Serrano 122. 28026 Madrid. Cómo llegar

Horario: De martes a sábado de 10 a 16.30h. Domingo hasta las 15h. Lunes cerrado.

 

MUSEO LÁZARO GALDIANO

Dirección                        C/ Serrano 122. 28026 Madrid

Cómo llegar                             Autobuses:

C/ Serrano – 9, 16, 19, 51 C/María de Molina – 12

Paseo de la Castellana – 7, 14, 27, 40, 145 y 150 C/ Diego de León – 61

Metro:

Línea 5: Rubén Darío (salida Paseo de la Castellana) Líneas 7 y 10: Gregorio Marañón

Líneas 5 y 9: Núñez de Balboa (salida Velázquez) Líneas 6, 7 y 9: Avenida de América (salida Pedro de Valdivia)

Horario                          Martes a sábado de 10h a 16.30h. Domingo hasta las 15h.

Lunes cerrado.

Teléfono                         +34 915 616 084

 

Acerca de admin

También puedes ver

MÚSICA Y GASTRONOMÍA, JUNTOS EN UNA NUEVA EDICIÓN DE LA NOCHE DE LOS MERCADOS

Por primera vez, los sumilleres 2 estrellas Michelin David Robledo (Santceloni) y María José Huertas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *