Inicio / Artículos / Fratelli Figurato, pizza napolitana, ligera y no convencional en Chamberí

Fratelli Figurato, pizza napolitana, ligera y no convencional en Chamberí

Los hermanos Riccardo y Vittorio Figurato llegan al barrio de Chamberí con el fin de ofrecer al público madrileño una pizza napolitana ligera y no convencional, elaborada de forma artesanal y con precios populares.

A pesar de su formato tradicional, los napolitanos se atreven a innovar empleando en su elaboración harinas diferentes y alternativas, y un proceso de fermentación de al menos 36 horas, lo que da lugar a pizza sorprendentemente ligera y digestiva

La pizzería juega también con un horno de última generación y los productos de temporada, consiguiendo pizzas más variadas y sabrosas, así como una oferta cambiante ligada a la estacionalidad.  
Fratelli Figurato llega al barrio de Chamberí con el fin de acercar al público madrileño las bondades de la pizza napolitana. Un cometido que llevaba años ideándose en la cabeza de los napolitanos Riccardo y Vittorio Figurato, dos hermanos procedentes del mundo del marketing, quienes siempre han sentido este emblemático plato como su verdadera pasión. Precisamente, fue este pasado en el terreno de los estudios de mercado lo que les animó a crear una pizzería que ofreciera una pizza artesana de calidad, abierta a la innovación, pero sin tener que renunciar al origen popular de la misma.

La calidad de las pizzas de Fratelli Figurato radica en un estudiado proceso de elaboración y selección de ingredientes. Entre estos últimos, se presta espacial atención a la harina, el alma de sus pizzas. Estas harinas, que son diferentes y alternativas a las habituales en las pizzerías españolas, son las que les permiten ofrecer en carta tres variedades diferentes de masas: la integral, la cinco cereales y la tradicional. Después, el tratamiento que dan a la masa, que se deja fermentar al menos durante 36 horas, termina por proporcionar al producto una ligereza y un sabor muy diferente al que estamos acostumbrados por estos lares, porque la pizza entra en el horno únicamente cuando ha terminado su proceso de fermentación, evitando que lo siga haciendo en la barriga.

UN PROCESO DE HORNEADO SINGULAR
Una vez que se ha dejado fermentar lo estipulado, se hornea únicamente la base de la pizza con los ingredientes base (tomate, mozzarella, crema de calabaza, etc) para, nada más salir del horno, añadir los ingredientes de cada receta (la mayoría de ellos de procedencia italiana), consiguiendo así una potenciación del sabor del producto final. Fratelli Figurato se presenta con una carta de 12 pizzas, divididas en tres categorías: Tradicionales (Margherita, Capricciosa, Diávola), Frescas (con productos de temporada, por lo que irán variando en función de la estacionalidad) y No convencionales. En este último capítulo se incluyen las recetas propias ideadas por Riccardo, convertido ya en chef pizzaiolo de la casa, entre las que destacan la Rock&Roll, que está elaborada con mozzarella, lonchas de panceta, aceite de pesto y pimienta negra; Calabaza y panceta, con crema de calabaza asada, provola, panceta crujiente y trocitos de nueces; oMortadella y pistachos, con crema de ricotta y pesto, lonchas finas de mortadella de Bologna y trocitos de pistachos tostados. Una oferta que se amplia gracias a las combinaciones que ofrecen los distintos tipos de masa, que multiplican por tres su propuesta.

Pero la innovación no se queda únicamente aquí: tras múltiples investigaciones y horas de trabajo junto a pizzeros napolitanos, los hermanos decidieron contar en su restaurante con horno eléctrico Izzo, un horno que cuenta con piedra refractaria que permite que la pizza no se queme, a la vez que eleva su sapidez al máximo nivel ya que los sabores no se ocultan tras las cenizas.

PIZZA POP, DE CALIDAD Y UN PRECIO POPULAR      
La aspiración de los hermanos Figurato con su propuesta es llegar con su producto al mayor público. Entienden las pizzas como un alimento que siempre ha sido de gran consumo, pero sobre el que casi nunca se ha valorado por la calidad. Es por ello que en su pizzería, los hermanos han conseguido unir las dos vertientes ofreciendo calidad aprecios muy asequibles (el precio de sus pizzas oscila entre los 6 y 10€). En esta línea, han creado un servicio de delivery que permitirá que podamos disfrutar de un pequeño trozo de Nápoles en cualquier domicilio de la capital; y tan calientes como recién salidas del horno, pues cuentan para ello con unas innovadoras cajas con interior de aluminioque ayudan a conservar la temperatura de las pizzas durante mucho más tiempo.

LA PIZZA, MEJOR CON VINO

Aunque tradicionalmente la pizza no se toma con vino, los hermanos Figurato animan a los comensales de su local en Alonso Cano a maridar sus diferentes pizzas con una cuidada selección de vinos italianos. De la elección de las etiquetas se ocupa otro miembro de la familia, el tío Constantino, todo un enamorado de los vinos y somelier experimentado que recorre la península itálica para encontrar los mejores caldos de cada región. Los hermanos Figurato también han contado con su colaboración para decidir las etiquetas que mejor acompañan a cada una de sus pizzas, entre las que encontraremos vinos de las principales denominaciones de origen como Valpolicella, Inferno o Fiano. Vinos tanto blancos como tintos, -o incluso dulces- que sumarán un plus a la experiencia culinaria.

La carta de la pizzería se completa con una serie de entrantes típicos de Italia como lospiccolinos, “pequeños abre boca – mientras esperas tu pizza” de productos italianos (mortadella, tomates secos, etc.), y se cierra con una variedad de postres italianos, entre los que sobresale el cannolo de Sicilia, una cubierta de masa frita y crujiente, rellena con una mezcla de crema de queso ricotta y naranja y –no podía faltar- el tradicional tiramisú.

UN VIAJE AL NÁPOLES DE LOS AÑOS 50-60.
Visitar Fratelli Figurato supone hacer también un viaje en el tiempo y en el espacio. La decoración del establecimiento está inspirada en las típicas pizzerías napolitanas, es decir, un interiorismo sencillo y acogedor, con paredes de ladrillo visto, sillas de colegio y mesas de madera con patas de metal rojo que le otorgan –por otra parte- cierto aire actual. Además, en el local siempre suenan grandes temas de la canción italiana y rock&roll en inglés de los años 50-60, lo que aporta al espacio un ambiente entre nostálgico y divertido

Lugar: Calle Alonso Cano, 37 Madrid

Horario:  de martes a domingo de 13.30h a 16h y de 20.30h a 00h.

Teléfono91 485 79 93

Precio: pizzas entre 6 y 10€

Acerca de admin

También puedes ver

Ensamble Gurrufío trae sonidos universales de Venezuela a Madrid

Cheo Hurtado y Cristóbal Soto, de la mano de talentosos músicos, ofrecerán una Noche de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *